Cómo iniciar un emprendimiento ¡SÚPER GUÍA! paso a paso

Publicado por Gian en


En este artículo he preparado una guía motivacional sobre cómo iniciar un emprendimiento; estos consejos son el fruto de mis experiencias vividas, triunfos y fracasos. Espero te sirvan para incentivarte a comenzar con esa idea de negocio que tienes en mente y no te has atrevido; por un motivo u otro. ¿Listo? ¡Vamos!

¿Qué significa Emprendimiento?

Si buscas la palabra Emprendimiento en el diccionario encontrarás que tiene este significado: «Inicio de una actividad que exige esfuerzo o trabajo, o tiene cierta importancia o envergadura». Y todo eso es muy cierto, pero la palabra emprendimiento para nosotros quiere decir mucho más.

El emprendimiento representa el sueño de crear una actividad económica independiente; un estilo de vida en libertad de las ataduras laborales subordinadas. Y un emprendedor es aquel valiente que se atreve a seguir este sueño; acepta los riesgos que implican la inestabilidad inicial de no tener una entrada fija de dinero cada tanto del mes.

¿Qué necesitas para iniciar un emprendimiento?

Un proyecto

Antes que nada, para para iniciar un emprendimiento debes tener un proyecto de actividad económica que te motiva a dar el gran paso. Este proyecto no puede ser la primera cosa que te pase por la mente debido a que hay mucho en juego.

Pues, verás que emprender significa arriesgar tu tiempo, tu dinero y tu esfuerzo. Seguramente no querrás desperdiciar horas y horas de planificación, estructuración e inversión en algo; solo para detenerte a mitad de camino y descubrir que tal vez debiste haber hecho otra cosa.


El proyecto que elijas emprender debe ser una convicción, algo que sientes en tus entrañas y que te hace sentir que estarías dispuesto a arriesgarlo todo por ese sueño.

Actitud

Segundo requerimiento para iniciar un emprendimiento es la ACTITUD, está en mayúsculas porque no vas a llegar muy lejos si no tienes la actitud adecuada para seguir tu sueño. Pero ¿Qué significa tener actitud? la respuesta es muy simple: significa tener conciencia que las cosas no serán para nada fáciles, debes crear conciencia que los comienzos requerirán casi todo tu tiempo, esfuerzo y dinero. Sin importar que cosa tengas en mente; para ganar dinero debes invertir dinero.

Tu actitud debe mantenerte motivado para que sigas luchando por tu sueño, para levantarte cada vez que caigas, para ser disciplinado y constante sin abandonar el proyecto. Emprender también significa corregir los errores en el camino sin detenerse hasta alcanzar la meta. La actitud es parte integral del éxito.

Aptitud

Tercero pero igual de importante que los requerimientos anteriores es la APTITUD, debes ser consciente que emprender un proyecto de independencia financiera conlleva riesgos monetarios.

Estos riegos pueden ser disminuidos teniendo en cuenta el grado de aptitud que tienes en cuanto a los requerimientos de tu proyecto; es decir: que tanto conoces el sector que vas a abordar, los métodos y medios necesarios para ponerlo en marcha.

Ser emprendedor significa hacer las cosas por sí mismos (sobre todo al comenzar el proyecto) para maximizar el presupuesto; administrar los recursos para asegurar la continuidad de la nueva actividad económica.

Por eso es de suma importancia que el proyecto que elijas sea algo que conoces bien o algo que te apasiona a tal punto que te motivará a aprender sobre ese tema.

¿Que significa libertad económica?

Para esta sección he tomado inspiración del super reconocido Robert Kiyosaki; en su libro «Padre Rico, padre pobre» explica el significado de ser verdaderamente ricos.

Libre de trabajo subordinado

Ser libre económicamente quiere decir que generas tus ingresos de manera independiente; no dependes de un trabajo subordinado que te obliga a cumplir horarios. La libertad económica te permite ser tu propio jefe, trabajar o cumplir con los deberes para tus clientes cuando tu decides.

Esto suena maravilloso ¿Quien no quisiera vivir así? En realidad, cuando decides emprender una actividad económica debes saber que eso se va a convertir en tu vida; si te apasiona lo que haces no sentirás que estás trabajando.

La sensación que genera emprender es que estas criando un hijo. Tu proyecto se convierte en tu parte favorita de los días y quieres verlo crecer sano y fuerte en el mercado

Ser rico sin millones

Lo único que no se puede comprar con dinero es tiempo. Si decides emprender un proyecto, tu motivación debe ser algo más que amor por el dinero.

Si, el dinero es importante, pero más importante aún deben ser las ganas de crear esa actividad económica que será tu obra maestra. Un proyecto creado sin pasión tiene muy pocas posibilidades de triunfar en el mercado porque le faltará el ingrediente secreto llamado «Amor».

Eso quiere decir ser rico sin millones, la riqueza no se trata de cuanta fortuna puedes acumular, se trata de disfrutar tu tiempo, haciendo algo que disfrutas para vivir y de gozar el dinero que generas haciendo lo que amas.

Generar riqueza para ti mismo

Cuando trabajas para alguien intercambias tu valioso tiempo por una pequeña parte de la riqueza que estás generando para otras personas; no importa si se trata de un pequeño negocio o una multinacional.

Tu tiempo es tu más grande activo y genera riqueza. Depende solo de ti elegir si vas a generar riqueza para otros o si prefieres armarte de valor e iniciar un emprendimiento ya con esa idea que tienes en mente.

Y si, puede ser que a la primera no te salga como esperabas, pero es un riesgo que vale la pena correr. Además lo único que puedes perder es un poco de dinero; te quedará la experiencia de los errores cometidos para no repetirlos y eso vale más que un puñado de billetes.

La Educación importa para iniciar un emprendimiento

Y mucho, pero no de la forma tradicional. Los creadores de las empresas más importantes del mundo (si eres un internauta sabes a qué empresas me refiero: FaceBook, Microsoft, Apple). Nunca terminaron la universidad, de hecho a duras penas la comenzaron. Ese factor en común indica que no hace falta un título de Yale para concebir una idea millonaria.

En lo que debes educarte es en la materia que has elegido como tu proyecto de emprendimiento, es decir: debes asegurarte de conocer muy bien ese tema para hacer que las cosas fluyan; resolver los problemas sobre la marcha de manera más eficiente y poder explotar todo el potencial de tu proyecto.

Educación Tradicional para iniciar un emprendimiento

La educación tradicional se refiere a los canales estándares de aprendizaje como las universidades por ejemplo. Si estudiaste alguna carrera en la universidad seguramente expandiste mucho tus horizontes educacionales. Ahí has debido aprender los conocimientos para desempeñar una ocupación laboral, pero si estás leyendo estas líneas quiere decir que estás buscando algo más que solo desempeñar una función laboral. Si en cambio no tuviste la oportunidad (por el motivo que sea) de estudiar una carrera universitaria; no importa, sigue leyendo porque emprender un proyecto económico no depende de ningún título universitario. Depende de cuanto deseas hacerlo realidad.

Educación Empírica para iniciar un emprendimiento

La educación empírica se refiere a estudiar por cuenta propia la, o las materias de interés personal. Y aunque pueda parecer «malo» las tendencias educacionales se están desplazando cada vez más en este sentido.

Las personas quieren experimentar por su cuenta, aprovechar el internet para aprender algo que desean saber o enseñar algo que conocen muy bien. Como este artículo, por ejemplo. Quiero mostrarte que eres capáz de lograr ese proyecto que tienes en mente, y si no tienes todos los conocimientos sobre un tema que te interesa para empezar un proyecto; solo busca en la web, seguramente encontrarás miles de consejos y enseñanzas para que logres dedicarte a lo que te gusta. La única recomendación es que te tomes en serio las cosas y aprendas bien porque de ese aprendizaje dependerá el éxito de tu proyecto.

¿Cómo elegir una idea para iniciar un emprendimiento?

Puedes elegir el proyecto que tu quieras; pero para optimizar las oportunidades de éxito sería prudente si eliges una idea de emprendimiento con las siguientes características.

Algo que te apasione

Aunque no tengas mucho conocimiento técnico, si eliges emprender algo que te apasiona ese sentimiento impulsará tu apetito de comprender cómo se hacen las cosas; llevándote a ser cada día mejor en ese proyecto. A medida que vayas aprendiendo, sin darte cuenta escalarás niveles convirtiéndote poco a poco en un experto en la materia.

Esa pasión te hará poner a prueba tus propios límites, te hará competir contigo mismo. Poner en marcha un proyecto que te apasiona también te hará ver los obstáculos desde una perspectiva diferente; se podría decir casi divertida, por ejemplo: si eres una persona que le gusta armar rompecabezas y alguien te regala uno de 10.000 piezas seguramente vas a disfrutar el desafío que implica armarlo. Si por el contrario eres una persona que odia los rompecabezas y te regalan uno de 100 piezas, podrías sentir que es una tortura tratar de armarlo. Eso mismo ocurre con el emprendimiento.

Algo que conoces bien

Si llevamos el emprendimiento al plano emocional; elegir algo que conoces bien podría compararse con la zona de confort. Esto no tiene nada malo; esta elección puede ahorrarte cientos de horas del trabajo duro que implica aprender algo nuevo. Desarrollar procesos y mecanismos operacionales.

 Serás capaz de resolver los problemas que se te presenten con mucha agilidad. Si eliges emprender algo que conoces bien podría decirse que tienes el setenta por ciento del camino recorrido; pero esto no implica que debas descuidar los aspectos básicos que debe tener una nueva actividad económica. Como sorprender a tu público presentando una imagen innovadora y cautivante. Lo importante es no confiarse tanto solo por el hecho que eres experto en la materia; haz las cosas con responsabilidad y prudencia para que logres tus objetivos.

El verdadero secreto del éxito

Desearlo no basta

Esto merece un ejemplo: Alguien sueña con ganarse la lotería, lo desea con todo su corazón y se visualiza a sí mismo recibiendo el premio gordo. Realiza esta práctica a diario pero nunca ha comprado un solo billete de la lotería en toda su vida. La pregunta surge espontánea ¿Como se va a ganar la lotería si no compra el billete? Si deseas algo actúa para conseguirlo, haz que las cosas pasen, no te quedes de brazos cruzados esperando que las cosas sucedan por arte de magia.

Hacer más, hablar menos

Si tienes un proyecto en mente, notas que su realización es factible pero no te atreves a realizarlo por que siempre encuentras un argumento negativo; entonces mejor no te dediques al emprendimiento, mejor quedate en tu trabajo subordinado hasta que la vida se te escape de las manos.

El emprendimiento es un estilo de vida para los inconformes, los que prefieren arriesgarse antes de sucumbir en la monotonía. Los argumentos dejaselos a los empleados, que ellos pongan los contra que quieran.

Persistencia

Aquí es donde la mayoría «tira la toalla». Un proyecto de emprendimiento nuevo es algo inestable hay un 50-50 de probabilidades de éxito y de fracaso. Dependiendo de las previsiones que hayas tomado; las probabilidades de triunfar pueden aumentar pero eso no significa que te van a garantizar el éxito.

Debes ser constante y persistir. Haz pruebas, modifica la estrategia pero no pierdas de vista a donde deseas llegar, y sobre todo; no te detengas hasta haber alcanzado la meta.

Un ejemplo de perseverancia es Ray Kroc, había probado de todo sin tener éxito, pero nunca se rindió. A sus cincuenta y tantos años; se encuentra con un restaurante llamado McDonald’s en el estado de California y el resto es historia. ¿Moraleja? ¿En serio? Ok; nunca dejes de intentarlo.

Para una asesoría integral, puedes ponerte en contacto

Si te ha gustado este post ¡compartelo! alguien que conoces podría disfrutarlo también

Deja un comentario, están directos y sin filtros

Summary
Cómo iniciar un emprendimiento ¡SÚPER GUÍA! paso a paso
Article Name
Cómo iniciar un emprendimiento ¡SÚPER GUÍA! paso a paso
Description
En este artículo he preparado una guía motivacional sobre cómo iniciar un emprendimiento; estos consejos son el fruto de mis experiencias vividas, triunfos y fracasos. Espero te sirvan para incentivarte a comenzar con esa idea de negocio que tienes en mente y no te has atrevido; por un motivo u otro. ¿Listo? ¡Vamos!
Author
Publisher Name
agenciatopseo.click
Publisher Logo


Categorías: #Marketing

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *